ESPAÑA: Éxodo (La Guerra Civil)

Acabo de leer un libro – Éxodo – que es el testimonio de una mujer que se escapó de España cuando las fuerzas franquistas iban acercándose a la victoria en la Guerra Civil. Es una historia muy dolorosa y emocionante, llena de horrores, miedos, explotación, y pobreza. Demuestra el poder de la esperanza, el amor, y la amabilidad, de una forma parecida a la película italiana ‘La vita é bella’. Después de un viaje peligroso hasta Francia, los exiliados tuvieron que enfrentar una situación poco mejor. Las autoridades francesas encerraron miles de españoles en playas en el sur de Francia. Los cercaron con alambre de púas con poca comida, enfermedades, y poca higiene. Pocos pudieron salir, y cuando tuvieron la oportunidad de trabajar con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, les trataron como esclavos, ganando en semanas el salario diario de un trabajador francés. Las autoridades ni les mostraron respeto ni les otorgaron los derechos correspondientes como seres humanos. Una de las cosas más chocantes fue cómo los bebes y niños tuvieron que sufrir las condiciones duras de los campos.

 

Lo triste es que este libro podría representar la historia de cualquier refugiado, pasado o presente. Los aspectos positivos y negativos pueden aparecer en proporciones diferentes, dependiente de las personas y los países en cuestión, aunque, como en Éxodo, lo negativo casi siempre será mayor que lo positivo. La gran contradicción entre el optimismo y la desesperación, la compasión y el abuso, y la perseverancia y la nostalgia siempre será presente en las historias de las personas que se ven obligadas a salir de su patria.

 

Por lo tanto, deberíamos defender a estas personas cuando los políticos, la prensa, o los racistas autoproclamados las atacan. Han tenido que migrarse por culpa del sistema económico injusto y desigual en que vivimos. La mayoría apabullante guardan ambos la esperanza y el dolor en sus corazones. Son personas que han arriesgado mucho por buscar una vida mejor. Podemos aprender mucho de ellas. Atacarlas es una cortina de humo que tiene el propósito de distraernos del asunto verdadero – la necesidad de crear un mundo más justo e igual, sin explotación y sin imperialismo (que no se pueden separar de la violencia, la opresión, y la guerra – las cosas de las cuales los migrantes a intentan escapar).

 

Martin Luther King dijo que “la no cooperación con el mal es tan obligación moral como la cooperación con el bien”, y también creo que es imprescindible rechazar la colaboración con los políticos que no ofrecen una alternativa verdadera al sistema actual. A la vez, tenemos que apoyar a los que buscan mejorar sus comunidades y su mundo.Image

About Oso Sabio

Independent author and poet writing about the Rojava Revolution, the autonomous Zapatista communities in Chiapas, and other examples of libertarian socialist and anti-capitalist resistance. Catch me on Twitter at @ososabiouk. Also known as Ed Sykes and Marcos Villa.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s